Probablemente te hayas parado a pensar: ¿Es necesaria una página web para la promoción de mi libro? La respuesta es sí. Pero ¿qué tipo de página web? Nosotros recomendamos una landing page por libro.

¿Landing page? ¿Eso qué es?

Una landing page, o «página de aterrizaje» en español, es una web diseñada con un único fin, generar una acción. En el caso de los autores es vender sus libros. Es decir, convertir a los visitantes en clientes potenciales.

¿Y qué aspectos he de cubrir con ella?

La primera regla es asegurarse de que el único y principal objetivo es que el usuario haga clic en un botón para que compren nuestro libro. Sí, puede parecer muy directo, desesperado, etc., pero no olvidéis que lo que buscamos es conseguir resultados.

Debemos evitar cualquier vía de escape que pueda distraer al usuario de nuestro objetivo, que lo redirija a otra página web, que no deje claro al usuario por qué está ahí. Necesitamos que realice la acción. Por ejemplo, si hacemos dudar al lector al elegir entre dos de nuestros libros estamos aumentando la «dificultad» de toma de decisión.

La segunda es dejar claro cuáles son los principales beneficios que recibirá el usuario si se lanza a comprar nuestra obra. Para ello, debemos explicar el valor que posee nuestro producto, por qué el lector ha de leer nuestro manuscrito, etc. Si podemos corroborar esto, sin duda captaremos la atención del usuario y muy probablemente proceda a comprarlo. Recuerda, debemos lograr que nuestro libro sea deseable.

La tercera, muestra lo que has conseguido hasta la fecha, con los testimonios de otros lectores aumentaremos la confianza del usuario. Si el libro ha tenido buena acogida por otro lector, ha/has tenido presencia en algún premio literario, etc., muéstralo. Esto aumentará la motivación del usuario y mejorará el porcentaje de conversión, es decir, incrementarán nuestras ventas.

Muy bonito todo, pero ¿cómo va a llegar la gente a mi página?

Nosotros recomendamos 3 canales de promoción:

  • Un blog es lugar perfecto para reunir a tus lectores y clientes potenciales. Haciendo referencia explícita del libro que estamos vendiendo mediante enlaces en los propios textos, incitaremos a su compra y derivaremos al lector hacia nuestra landing page. No puede faltar para la promoción de tu libro.
  • Las redes sociales pueden ser tu principal fuente de usuarios, si aparentas ser una persona accesible, transparente, que transmite confianza e interactúa con sus lectores, tendrás prácticamente el trabajo hecho. Subestimar el trato personal puede dañar nuestra imagen y, por ende, la de nuestro libro. Además, puedes aprovechar para compartir el contenido de tu blog y llegar a una mayor audiencia. Por cierto, ¿nos sigues en Instagram?
  • Google. Aunque este apartado daría para varios artículos completos, posicionarnos en los primeros resultados de Google potenciará el volumen de usuarios que visiten tu página web de forma recurrente. Trabajar el contenido de tu landing page es clave. Confía los textos de tu página web en un buen copywriter, no solo se encargará de redactarlos, sino de crear el concepto e idear su perfecta ejecución.

Y hasta aquí por el momento. Esperamos que os haya servido para entender por qué es necesaria una página web cuando hablamos de promocionar nuestro libro.

Nos leemos pronto,

Alejandro