Buenos días, Álex. Antes de entrar en materia, preséntate para quien no te conozca.

Buenos días, Bárbara. En primer lugar, quiero darte las gracias y también agradecer a todos los que, junto a ti, hacen posible esta entrevista y con ella la promoción de mi libro y de mi quehacer literario.

Mi nombre es Alejandro Cardoso, pero me doy a conocer como Álex Cardoso, el Forjador de relatos. Es así como me presento en los espacios de la radio donde colaboro con relatos cortos que están profundamente impregnados del género negro y del misterio.

¿Cómo surgió en ti la vena literaria?

En Cuba tuve un abuelo gallego que me contaba historias preciosas acerca de Galicia, pero siempre que me hablaba de esa tierra mágica de la que él venía, lo hacía de tal forma que resultaba muy fácil imaginar los paisajes sin haber estado nunca en aquellos lugares. También lo hizo contándome sus idas y venidas por una Habana de los años cincuenta con todo su sabor, su olor, su cotidianidad, sus ruidos, sus tristezas y alegrías, y al mismo tiempo, comenzó a traerme libros, muchos libro que tenía guardados de cuando era muy joven. Casi todos de aventuras, por supuesto. En su mayoría de Salgari y Julio Verne.

Con mi abuela escuchaba por las noches programas de radio donde se contaban historias de crímenes y avatares policiales para resolverlos. Todavía me viene a la mente el miedo que sentía con algunos de aquellos relatos.

En esta etapa comencé a participar en concursos literarios convocados en la escuela primaria y más adelante en la secundaria básica. Gané algunos y quedé finalista en otros.

También recuerdo cuando mi hermano mayor, estando yo en secundaria básica, me fue prestando los libros de la colección de Benito Pérez Galdós, y aquellos Episodios Nacionales dieron paso a libros policíacos de autores cubanos y escritores foráneos como Hemingway, entre otros.

¿En qué momento te planteaste que querías escribir un libro?

Hace dos años que colaboro con relatos de género negro y misterio con dos programas de radio. Uno es Mitos y Leyendas, de Radio Millenium Alicante y el otro es Elena en el país de los horrores, de Spain media radio.

Con más de sesenta relatos no era mala idea elegir veintiuno entre muchos de los emitidos y otros aún inéditos. Al principio, pensé publicarlos con la ayuda de mecenas, hasta que Elena Muñoz, de Ondina Ediciones, me propuso editarlo. Eso fue desde luego una alegría para mí.

Tras algunas entrevistas y mostrar varias obras, se inició este proceso en el que colaboraron también, a petición mía, ocho alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Alicante, en la especialidad de Ilustración.

¿Es fácil compaginar la afición a la escritura con el trabajo?

En mi caso no resulta tan complicado porque yo, por mi trabajo, navego una semana sí y otra no. Esto quiere decir que juego a ser escritor semanas alternas también. Juego con algo de ventaja gracias al tipo de horarios que tengo como agente del Servicio de Vigilancia Aduanera.

Has colaborado en los programas Elena en el país de los horrores y Mitos y leyendas, leyendo relatos propios. ¿Ha supuesto algún aliciente o motivación para tu obra?

En el caso de Elena en el país de los horrores, los relatos los suelen locutar actores o actrices e incluso la propia Elena Merino. Esto para mí es, desde luego, un enorme acicate, dado que oír mis historias en bocas de gente tan profesional me ayuda a mejorar como escritor y constituyen un premio a la labor creativa que realizo cada día. En este programa comparto la sección conocida como El club de los marineros muertos, con otros escritores e historietistas que ponen el listón muy alto, lo que me obliga a esmerarme mucho en cada entrega.

Con Radio Millenium Alicante los cuentos los locuto yo en el espacio A solas con Álex, cosa esta que me hace pasar momentos realmente divertidos y me da un bagaje imprescindible para seguir escribiendo y narrando los cuentos en persona.

Recientemente has publicado un libro de relatos, titulado Relatos aciagos de la calle. Cuéntanos tu experiencia con la edición.

Efectivamente, ya está publicado este primer libro que se presentó el 28 de marzo en la Sede universitaria Ciudad de Alicante. Esta publicación con Ediciones Ondina ha representado un reto muy interesante, sobre todo porque el hecho de trabajar codo a codo con ellos en el proceso de creación del libro ha sido una fuente de nuevos conocimientos para mí como autor y supuso aprender desde dentro todos los mecanismos que hacen posible llevar una idea literaria al papel, con todo el esfuerzo que eso implica y que hoy voy conociendo.

También, la coordinación con los alumnos de la EASDA en la especialidad de Ilustración que colaboraron con el proyecto fue muy estrecha y enriquecedora en todo este camino y el resultado fue que cada relato lleve una imagen creada por ellos. 

La mayor parte de tus relatos tienen ese toque paranormal y oscuro que siempre sorprende, ¿de dónde viene ese interés por la santería, lo sobrenatural o el miedo?

La verdad es que yo, como cubano que soy, siempre he estado en medio de la rica cultura yoruba, pues en el barrio donde me crie era raro el día que no se oía hablar de estos temas y cuando uno va creciendo entre tradiciones tan arraigadas, resulta imposible sustraerse a todo lo que tenga que ver con su mundo esotérico, con su particular visión de la muerte y de la vida,  con los ritos y las leyendas que conforman un universo de orishas, de proverbios sobre el bien y el mal, sobre lo justo e injusto, y todo ello regresa siempre al adulto que soy y se mezcla de forma inevitable en cada relato que escribo.

También es muy notoria la crítica social que ejerces en algunos textos que componen la obra, sobre todo haciendo referencia a personajes callejeros, de un bajo nivel social a los que les depara un destino no muy optimista. ¿Se trata de poner voz a aquellos que están mudos e indefensos para concienciar a la población?

En la mayor parte de las historias que pasan a diario se puede encontrar alguna forma de injusticia. Es parte de la vida que los sucesos más tenebrosos les ocurran en mayor medida a quienes menos recursos poseen, sean de estudios, de riquezas o de hallarse fuera de un marco social justo e igualitario, aunque claro está, nadie está libre de vivir un episodio aciago en su vida.

Si algo me fascina de la novela negra es su capacidad de crítica social. Este género literario posee el valor añadido de ser un medidor fiable de las vías por donde hace aguas una sociedad que no tiene por qué hallarse enmarcada en un país del tercer mundo. En ciudades desarrolladas existen verdaderos agujeros negros donde el mal es el amo y señor de cada recoveco, de cada alma que deambule por esos lares y donde al sistema le interesa poco o nada arrojar algo de luz.

En mis relatos procuro ser fiel a esa característica de lo noir y dentro del escaso margen que me ofrece la extensión más o menos estándar de un cuento, procuro esbozar al menos ese matiz, ese toque de color diferente que lleva al lector a mirar algo más allá de la historia que le estoy contando.

¿Sueles utilizar algún método de promoción?

En estos momentos, además de las presentaciones de rigor, sobre todo intento hacerle promoción al libro a través de Facebook como Alex Cardoso, El forjador de relatos e Instagram como @elforjadorderelatos. También hemos realizado un booktráiler que puede verse en Youtube y que lleva como título el del libro. Relatos aciagos de la calle.  Desde hace más de dos años tengo un blog llamado elforjadorderelatos.blogspot.com.

Por su parte, las emisoras de radio con las que colaboro se harán eco de esta campaña de lanzamiento con entrevistas y publicidad, lo que para mí es importantísimo dada su trayectoria y el número de descargas que tienen no solo en el ámbito nacional, pues oyentes que ya son fieles a dichos programas se distribuyen en un número importante de países.

¿Dónde podemos encontrar tu obra?

En el formato de libro en papel va a estar expuesta en la librería 80 Mundos y en Pynchon&co. Además, se podrá adquirir de forma online tanto el libro físico como en formato digital en El rincón de la lectura. El e-book estará disponible a partir de junio.

No obstante, está previsto que otras librerías fuera de la provincia ofrezcan ejemplares, aunque queda por concretar los detalles de dichas librerías aún, ya que va un poco en función de más presentaciones pendientes de fecha definitiva, pero que ya están confirmadas.

¿Tienes alguna fecha de presentación para Relatos aciagos de la calle?

De momento hay dos. La primera será el once de mayo en el Freaks Arts Bar, que está en la calle Alona, y para junio haremos una noche especial en El Refugio, donde ya es tradición cada año trasladar en la noche de Halloween la sección de «El club de los marineros muertos» del programa de Elena Merino, Elena en el país de los horrores.

Hay otros planes que quedan por concretar y que tienen como destino Alcobendas, Almería o Valencia, pero de momento las fechas están aún algo alejadas y no puedo adelantar nada en concreto. Sobre esto ya lo iré anunciando a través de las redes sociales.

¿Hay algo más que quieras compartir con nuestros lectores?

Aprovecho la pregunta para invitar a todos los que lean esta entrevista a que se acerquen a cualquiera de las presentaciones del libro. Cada una será diferente de la otra, pero tendrán como toque original y común el poder conocer también a los ocho estudiantes de ilustración que participaron en este proyecto y que con sus creaciones, además, enriquecieron cada cuento de forma acertada, haciendo gala de una gran técnica y creatividad propia de profesionales consagrados.

Comentar que en las presentaciones que se realizarán en el Freaks Arts Bar y en El Refugio quedarán expuestas dichas obras por un mes en cada caso, lo que permitirá a los interesados disfrutar de estos trabajos e incluso de adquirir alguno.

Y para finalizar, dar las gracias de antemano a todas las personas que quieran acercarse a los eventos del libro Relatos aciagos de la calle. Será un placer para mí contar con la presencia de todos.