Buenos días, Borja. Es un placer contar contigo para esta entrevista. ¿Quién es Borja y qué hizo que quisiera dedicarse a escribir?

Soy un hombre familiar y sencillo, un padre de familiar y trabajador como otro de los muchos que cualquiera puede encontrar en su día a día. Lo que me unió a la literatura fue mi capacidad imaginativa y lo mucho que me gusta dar vida a las distintas historias que se aglomeran en mi cabeza, debo admitir que me encanta.

Hace apenas un año autopublicaste El pequeño Cavaliere. ¿Cómo ha sido la acogida por el momento?

Debo admitir que ha sido realmente buena y ha superado con creces mis expectativas. En general, las críticas han sido buenas y han llegado a leerme en lugares que jamás hubiese imaginado ¿Se puede pedir más?

El libro ha sido editado por un equipo bastante pequeño, ¿qué tal ha sido la experiencia?

Rodearte de personas que gozan de tu máxima confianza siempre es un punto a favor. Para mí, trabajar junto a alguien que goza de mi confianza es crucial, soy muy desconfiado y no trabajo tranquilo si no es de este modo. Otra ventaja de tener un equipo pequeño es que es más sencillo coordinarse y, por tanto, avanzar en la dirección correcta. Por contrapartida, la desventaja es que al tratarse de personas que su principal actividad se encuentra en otro ámbito, el avance es mucho más lento de lo que me gustaría, también admito que soy una persona exigente y soy consciente de que no se puede tener todo en la vida. Aun así, les dediqué el libro y voy a repetir de cara a mi siguiente proyecto, por lo que la experiencia ha sido muy positiva.

¿Qué va a encontrarse el lector cuando tenga tu libro entre sus manos? ¿Cómo surgió la idea?

Va a encontrar una historia donde las apariencias nos engañan. La historia comienza con un niño en un colegio, y algo que parece el simple dilema de una profesora, va mucho más allá. En el fondo es la historia de una familia mafiosa que juega con la inocencia de un pobre niño que ni de lejos intuye lo que se mueve a su alrededor, a mí me recuerda mucho a la película La vida es bella, cuando el padre juega con la inocencia de su hijo para que no vea el horror del campo de concentración nazi, solo que aquí, por lo general, los familiares del niño no son tan buena gente.

La idea surgió a través de una serie y un libro. Por un lado me inspiró la serie Los Soprano, por otro, el libro El niño en la cima de la montaña. Fue la combinación de ambas la que hizo saltar la chispa y ponerme manos a la obra, aunque advierto que el resultado es algo completamente distinto a lo anteriormente expuesto, aunque tome retales para estimular la imaginación, no hago copias. Por último, diré que aunque esta no es la primera obra que escribo, tuve claro desde la primera palabra que sería la elegida para debutar en lo referente a la publicación.

¿Qué recomendarías a un lector que empieza a desarrollar su faceta de escritor?

Esta pregunta da para mucho pero la resumiré en tres puntos. En primer lugar, le diría que se forme y que aprenda todo lo que pueda de los mejores, a eso añadiría que es imprescindible añadir la lectura a los hábitos, para un escritor, la lectura es el equivalente a lo que es un gimnasio para un atleta. Por último, no hay que descuidar el aspecto anímico, cualquier escritor debe saber que su carrera literaria es de fondo y que no dura meses o años, en la mayor parte de los casos, dura décadas o toda una vida. Vendrán momentos buenos y malos y el estado de ánimo de un escritor es toda una montaña rusa de emociones, pero lo más importante de todo, pase lo que pase, es ser constante, trabajador y nunca rendirse, ese último punto lo pondría en mayúsculas negrita y subrayado.

¿Cuáles crees que son los pilares claves de una buena promoción?

Saber lo que estás haciendo y, si no tienes ni idea, rodearte de personas que sepan lo que hacen, ese es el consejo más rápido directo y certero que puedo dar en este aspecto.

¿Tienes nuevos proyectos en mente?

¡Claro, tengo varios proyectos que ya están sobre el papel y que tan solo esperan su momento! Por desgracia, mi vida diaria me lo pone realmente difícil, este año está siendo increíble en lo personal, pero está resultando realmente duro, me cuesta sacar tiempo por la cantidad de labores importantes que debo llevar a cabo y cuando lo consigo, estoy tan mentalmente agotado que no puedo escribir. Podría escribir agotado, pero creo que los lectores que depositan en mí su confianza no merecen eso, por lo que prefiero esperar aunque me duela en el alma. Cuando vuelva a publicar lo haré con la garantía de que he dado lo mejor de mí en ese momento. Para mí no existe el fracaso como tal si he dado todo lo que podía dar, por lo que Borja volverá, pero lo hará cuando tenga la fuerza mental suficiente como para afrontar con garantías la dificultad que supone autopublicar una novela.

¿Dónde podemos encontrar tus obras?

Actualmente mis obras pueden encontrarse en Amazon y en casi cualquier librería de Coslada y San Fernando de Henares.

¿Cómo te podemos localizar en las redes sociales?

Principalmente en Facebook, es ahí donde tengo mi base de operaciones. Soy una persona accesible, por lo que invito a cualquier persona interesada a contactar conmigo o visitar mi página web, a la que se puede acceder con tan solo escribir en Google mi nombre y apellidos. Por último, decir que también tengo cuenta en Instagram, aunque prácticamente no la utilizo.

¿Algo más que quieras compartir con nuestros lectores?

Tan solo dar las gracias aquellos que a través de esta entrevista decidan dar una oportunidad a mi libro, creo que disfrutarán de la lectura. También me gustaría invitarles a que me siguieran en redes sociales, próximamente trataré de crecer publicando una nueva obra y siempre me gusta conocer y estar en contacto con personas ligadas a la literatura.