Buenos días, Javier. Queremos darte las gracias por concedernos esta entrevista, es un placer contar contigo. Para el que no te conozca, ¿quién es Javier Rodríguez Pascual?

Javier Rodríguez es un economista que después de toda una vida dedicada al mundo del ferrocarril, un buen día, recién iniciada la cincuentena, se armó de valor y pluma en ristre se dedicó a escribir dando vida a un detective cuyo nombre tomó de su propio seudónimo como escritor: Javier Holmes.

Y así, de un primer libro escrito sin más interés que rendir justo homenaje a la mujer con la que me había casado con 50 años, he pasado a la sexta novela publicada recientemente con una protagonista totalmente diferente y con más ganas de seguir escribiendo que el primer día.

No hace mucho que ha salido Procelosos Lodazales. ¿Qué tal está siendo la acogida?

Un libro autoeditado necesita un período de maduración en las redes sociales, ya que este es el medio más efectivo de publicidad. Son muchos los lectores que han leído El primer gran caso de Yaiza Cabrera y creo que la mayoría de ellos están optando por la segunda aventura de esta intrépida detective. Pero hay que seguir trabajando; si escribir un libro resulta un tanto complicado, lo verdaderamente difícil comienza cuando se trata de vender.

¿Cómo surgió la idea de continuar con la detective Yaiza Cabrera?

Deseaba asumir el reto de escribir en primera persona en clave femenina. Ello me ha supuesto un duro aprendizaje en el cual no he estado solo, mi esposa ha resultado clave en este proceso. Sus reproches, cuando mi mente de hombre dejaba rastro en el desarrollo de la novela, han sido imprescindibles.

Pero no se trataba de crear una detective cualquiera. Quería que poseyera todos los tópicos que normalmente son bien recibidos por los lectores en el caso de los duros de la novela negra. Incluso me he atrevido a dar un paso más y he sazonado las aventuras llenas de misterio y acción, con una dosis razonable de sexo un tanto peculiar: la dominación femenina o femdom. ¿Por qué no poner un poquito de pimienta en la vida?

¿Crees que sigue habiendo estereotipos sobre que un personaje femenino sea la protagonista en una novela negra?

Hasta ahora las críticas que he recibido han sido buenas, en especial en boca de lectoras. No voy a negar que no han faltado los diplodocus del pasado que no entienden que una mujer se líe a bofetones cuando la llaman princesita, o que disfrute doblegando la voluntad de un hombre en la cama. Pero ya digo, han sido los menos.

Creo que la detective Yaiza Cabrera es una mujer sin complejos, como afortunadamente empieza a ser normal en la sociedad occidental, que no entendería que haya roles reservados exclusivamente a los sabuesos duros del cine negro de Hollywood, siempre varones.

Además, mejor no llevarle la contraria.

Tus obras están cargadas de un humor crítico que hace que la lectura sea mucho más amena. ¿Por qué pensaste que era buena idea escribir así?

Probablemente entre líneas un autor siempre revela parte de su personalidad. Quizá yo sea así y quizá el humor crítico sea la mejor manera de afrontar el tropel de desconcertantes noticias que nos llegan a través de la ingente cantidad de medios que existen. Mejor no tomarnos la vida en serio, o por lo menos no demasiado en serio.

¿Qué tal fue la experiencia de publicar en Penguin Random House? ¿Por qué con estos dos últimos libros decidiste autopublicarte?

La editorial supuso un primer impulso sin el que me hubiera costado mucho iniciar el camino. He aprendido mucho de la profesionalidad de las personas con las que he tratado. Pero creo que, en este mundo literario tan desregulado, o un autor es de los grandes o una editorial tan importante como PRH acaba por limitar el potencial del autor pequeño y llega incluso a engullirlo.

La autoedición me permite recoger el fruto de mi esfuerzo y dirigir mi propia campaña de divulgación. Estoy disfrutando con ello y animo a todos aquellos autores indies a, por lo menos, intentarlo. Hay momentos en los que conviene romper cadenas.

Cambiando un poco de tema, siendo un autor de novela negra, estamos seguros de que tu forma de escribir bebe indudablemente de las aguas de los grandes escritores del género. ¿Cuáles son tus influencias?

El detective Javier Holmes no duda en consultar a su mentor, Philip Marlowe, cada vez que se atasca en un caso. Su autor, yo, consulto a su Creador, Raymond Chandler cuando la ocasión lo requiere.

La novela enigma también me ha influenciado bastante y considero a la maestra Agatha Christie su máximo exponente. Y no puedo dejar fuera a Hammett y a su agente de la Continental. Y…, bueno, como siga así lleno más páginas de las que me dejarías, Bárbara.

¿Cómo planteas la promoción de tus libros? ¿Qué métodos sueles utilizar?

Descartado por razones obvias el estar presente en los grandes escaparates de las grandes distribuidoras, no me queda otra que aprovechar la ventaja que ofrecen las redes sociales y confiar que el boca a boca lleve a la detective Yaiza Cabrera y al detective Javier Holmes hasta los confines del más allá de la novela negra.

Por eso es muy importante la oportunidad que me ofreces con esta entrevista, así como varias revistas literarias y blogs especializados que me han contactado para dar a conocer a mis personajes y a sus aventuras.

¿Dónde podemos encontrar tus obras? ¿Cómo te podemos localizar en las redes sociales?

Las primeras en Me Gusta Leer, que es la plataforma de venta de la editorial PRH. Todas, las seis, en Amazon. Allí, el lector interesado en la novela negra podrá encontrar el aperitivo necesario para decidir degustar el plato. Es muy fácil, solo hay que entrar en la web de Amazon y teclear Javier Holmes o Yaiza Cabrera.

Y también en mi página de autor, www.javierholmes.es, donde se encuentran mis obras, se puede descargar el primer capítulo de las dos últimas novelas e incluso, para algún lector incondicional, se puede saber un poquito más del autor.

Os facilitamos los enlaces de compra:

Mi primer gran caso (Detective Holmes 1)
Por un puñado de vidas (Detective Holmes 2)
Olivas de acero (Detective Holmes 3)
La arena del tiempo (Detective Holmes 4)
El primer gran caso de Yaiza Cabrera
Procelosos lodazales

¿Algo más que quieras compartir con nuestros lectores?

Darte las gracias por esta oportunidad, Bárbara, y felicitarte por el excelente trabajo que hiciste con la corrección de las dos novelas de la detective Yaiza Cabrera.

Y, si me lo permites, me gustaría hacer una recomendación para todo aquel que lea esta entrevista: por favor, lean, negra, romántica, histórica o lo que sea, pero lean. No se me ocurre mejor antídoto contra la ignorancia cuyos tentáculos amenazan cada uno de los rincones de este país donde tanto me gusta vivir.

Y si leen a Yaiza Cabrera, mejor.