Buenos días, Miranda, en primer lugar, preséntate para que los que todavía no te conozca, sepan quién eres.

Miranda Bouzo es mi pseudónimo como escritora de novelas de romántica, hace un año publiqué mi primera novela con Harper Collins bajo el sello de HQÑ con Vientos de Escocia y en poco tiempo la han seguido dos autopublicados y La Irlandesa. Llevaba tiempo dando vueltas a la idea de publicar lo que escribía hasta que decidí enviar mi manuscrito a la editorial con la suerte de que me leyeron y decidieron darme una oportunidad.

Hemos podido comprobar que tu trayectoria literaria se ambienta entre Escocia e Irlanda. ¿A qué se debe tu interés por estos países?

Escocia es el centro de gran parte de mis libros, me siento cómoda escribiendo histórica y me entusiasma hacerlo sobre países que adoro. En una estancia en Inverness, al norte de Escocia, quedé enamorada del país, de sus paisajes, su cultura y su historia. En romántica histórica hay que conocer muy bien el entorno en el cual te mueves, la forma de hablar de la época, las reglas de la sociedad en ese momento y los personajes. Luego, una vez seguro en ese entorno, desarrollar tu imaginación.

Hace muy poquito que ha salido a la venta tu última novela, La Irlandesa. ¿Cómo está siendo la acogida por parte del público?

La Irlandesa está resultando un punto de inflexión, gracias a esta novela mucha gente ha conocido Vientos de Escocia, en algunos casos ha sucedido al revés, pero la acogida ha sido increíble, yo misma intento, a veces, pararme y pensar en todo lo que está sucediendo, pero es imposible, al día me llegan muchos mensajes diciendo que han leído las dos novelas, haciéndome preguntas sobre la trama o los personajes y disfruto con cada uno de ellos. El otro día incluso me preguntaron si era yo la que contestaba a los mensajes y «sí», ¡no se me ocurriría hacerlo de otro modo!

Respecto a tus últimas novelas, ¿qué tiene La Irlandesa que no encontremos en las demás?

Tanto Vientos de Escocia como La Irlandesa son libros independientes, pero la trama de uno continúa en el otro, el secreto de la reina Elizabeth I (no sigo porque al final hago spoiler, ja, ja) y algunos personajes importantes cuya historia no tuvo muy buen final.

Con paisajes y personajes tan bucólicos como los que encontramos en cualquiera de tus novelas es fácil perderse. ¿Cuál es tu proceso de trabajo? ¿Sigues un método o dejas la inspiración al azar de las musas?

Antes me daba reparo confesar que soy autora de brújula, hasta que una compañera escritora a la que admiro muchísimo me confesó que no es malo dejar que la historia mande sobre el proceso de escribir mientras todo tenga coherencia y tus personajes tengan su camino claro. La trama predomina en lo que escribo y a partir de ahí son los personajes los que actúan, se enamoran o desaparecen.

¿Cómo te encontramos en las redes sociales para no perdernos tus novedades? Y tus novelas, ¿dónde las podemos adquirir?

Soy todo lo activa que puedo en las redes sociales, pero es difícil compaginar dos niños aún pequeños con el trabajo y escribir, pero podéis siempre contactar conmigo que, aunque tarde un poquito, lo haré ????

Si quieres comentar alguno de mis libros o hacerme llegar tus opiniones puedes hacerlo a través del siguiente correo o bien en las redes sociales.

Twitter @mirandabouzo
Facebook: Miranda Bouzo
Instragram: Miranda Bouzo

Y mi recién estrenada página web desarrollada por Devenir:
www.mirandabouzo.com

Podéis encontrar mis libros autopublicados Mi inocente Duquesa y La flor del sol en Amazon Kindle Unlimited y Vientos de Escocia y La Irlandesa en todas las plataformas digitales.

¿Tienes nuevos proyectos que nos puedas contar?

A finales de este año publicaré, bajo el sello de HQÑ, una novela histórica con una trama un poco ambiciosa y aunque aún hay que confirmar fechas, seguramente verá la luz antes de diciembre.

¿Hay algo más que quieras compartir con nosotros?

Agradezco mucho a Devenir el desarrollo de la página web, con ellos es muy fácil trabajar y preparar los contenidos. Gracias a todo el equipo por vuestra ayuda y en especial a Alejandro (soy muy pesada y se merece el cielo, ja, ja) por su paciencia y su profesionalidad.