Buenos días, Xavier. Eres guionista, productor y director de cine y ahora también escritor. Para el que no te conozca, ¿quién es Xavier Cruzado?

A decir verdad, llevo haciéndome la misma pregunta desde que tengo uso de razón, y espero no irme de este mundo, sin saberlo. Solo sé que me mueve la curiosidad, las ganas de aprender y no soporto la injusticia.

Reino de sombras es tu primera novela, ¿ha sido un salto muy grande respecto a escribir un guión?

Para serte sincero, me ha dado mucho más respeto escribir un texto literario, que un guion para una película, porque en este caso, debía concentrar todos los mensajes que pueden llegarnos a través de una película, en uno solo, las palabras.

Es evidente que detrás de esta obra hay una tremenda labor de investigación. ¿Cómo fue todo este proceso?

Mi abuelo paterno, que en paz descanse, una vez me regaló una gran frase: «Tenemos dos orejas y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos». Esta frase ha formado parte de mi crecimiento como ser humano. Cuanto mayor me hacía, más consciencia tenía de que, antes de hablar, debes tener algo que decir, no palabras huecas y sin sentido, sino palabras en las que podrán estar o no de acuerdo contigo, pero que no deberán dejar indiferente a tu interlocutor. Eso ha sido mi troncal en la investigación. Estuve varios meses inmerso en hemerotecas, contrastando información y hasta tuve la suerte de poder entrevistarme con una de las víctimas de esta historia. Una de las pocas, que ha tenido la valentía en alzarse con un «me too», aunque la mayoría se han convertido en «juguetes rotos», a los que les arrebataron la inocencia.

También ha habido un proceso de inmersión en los personajes, en los lugares donde se desarrolla esta historia, e incluso estuve una semana de recogimiento en un pequeño convento, donde una congregación de monjas lo tiene abierto al público como lugar de reposo. Además de llegar a lo más oscuro de la historia, también hubo momentos de luz para cualquier alma atormentada. Fue un lugar perfecto para escribir horas y horas, sin interrupción de ninguna clase. Paz absoluta.

Por lo que hemos podido saber, contaste con el asesoramiento de Vicente Garrido, conocido escritor y criminólogo. ¿Qué se siente al contar con un profesional como él para tu primera novela?

Al principio pensé… «el no ya lo tienes», pero me decidí a contactar con Vicente y me confirmó que, además de tener un brillante intelecto y profesionalidad, hay una persona que te trata de tú a tú, y su ayuda fue, sin duda, vital para construir, entender y desarrollar a un personaje tan oscuro y cruel como la víctima que había sido. Para mí ha sido todo un honor poder contar con su experta experiencia y sabiduría en la materia. Además de Vicente, he tenido la suerte de contar con una amiga y gran profesional de la psicología, Elisabet Rodríguez, de quien obtuve una gran ayuda para conformar las entrañas de los protagonistas.

El libro es extremadamente visual, ya que tiendes a describir con detalle todo lo que rodea, ¿es debido a la crudeza de la trama y la necesidad de poner al lector en la piel de los personajes o quizá sea algo heredado directamente del mundo cinematográfico?

En efecto, como indicas, creo que mi necesidad de introducir al espectador en la historia, como lo hacía yo cuando cerraba los ojos y me contemplaba en cada escena, era muy importante… ¿A qué huele la sangre? ¿Qué ocurre en la mente humana ante la visión de atrocidades que solo ha podido observar en algún dibujo de un libro antiguo? Muy a nuestro pesar, no todo el mundo tiene la capacidad de concentración y comprensión espacio-tiempo para transportarse a la historia que tiene ante sus manos. Es por ello que disfruté explicando una historia que puede hacerte visualizar sus escenas con los ojos cerrados.

¿Qué métodos de promoción sueles utilizar? ¿Son efectivos?

Lamentablemente, solo unos pocos y pocas son llamados a tocar el cielo (profesional). Hoy en día, muchos sin nombre nos atrevemos a escribir… Y solo puedes esperar a ver de cuándo en cuándo como alguien con curiosidad por tu historia se ha decidido a comprar tu novela. ¡Eso ya es un premio!

Gasté una cierta suma en una agencia de publicidad para poder llegar a algunos medios nacionales, y aunque llegué, no pareció interesar. También invertí en marketing online, pero tampoco funcionó demasiado. Solo hay que comprobar cuántos artistas han sido reconocidos una vez han desaparecido, ojo, artistas de verdad…, verdaderos genios de múltiples sectores. Así que, me doy por contento al saber que mi novela seguirá errante hasta que alguien encuentre un ejemplar y quiera conocer esta historia.

¿Tienes nuevos proyectos en mente?

Siempre hay historias por contar, solo que debes estar preparado para hacerlo. Ahora mismo, estoy usando “mi penúltima energía vital”, concentrada en mi nueva etapa profesional. El tiempo dirá si debe ponerme ante el teclado para explicar otra historia.

¿Dónde podemos encontrar tus libros? ¿cómo mantenernos al tanto de tus novedades?

Reino de Sombras, al ser autopublicada, puede encontrarse mayoritariamente en Amazon (tanto en e-book como en papel), aunque también la he visto en venta en librerías online de ¡Holanda y Estados Unidos!

¿Hay algo más que quieras compartir con nosotros?

Solo daros las gracias por ofrecerme la oportunidad de hacer visible Reino de Sombras… Qué queréis que os diga, a falta de hijos, cuando creas algo con tus manos y el alma, te sientes orgulloso de ello.