Preséntate para quien no te conozca todavía.

Mi nombre es María Cristina Salas, soy escritora y llevo publicando libros aproximadamente desde el año 2000. Mi primer libro, El amanecer permanente, fue editado por el Instituto de Cultura Juan Gil Albert de la Diputación de Alicante. Durante varios años estuve presentando mi segundo libro, El hada Marylina, editado por RBA, en los colegios de la zona valenciana, un proyecto creado por la Diputación de Alicante para acercar lo cuentos a los niños y que fue muy bien recibido.

¿De dónde viene tu afición por la escritura?

Desde pequeña me gustaba escribir poesías, luego adapté pequeñas obras de teatro para los niños hasta que un día cree el personaje de un hada que, en lugar de ayudar a los niños, ella era salvada por uno. A partir de ese momento comprendí que me encantaba escribir historias fantásticas para entretener a los pequeños. 

¿Cómo suele ser tu proceso de trabajo?

Por lo general me surge una idea y esta va creciendo hasta que la plasmo en un papel o, mejor dicho, en el ordenador.

¿De dónde sale tu imaginación para crear libros infantiles tan bonitos?

Bueno, esta es una pregunta difícil, pero quizá en mi libro, El libro mágico, puedes encontrar la respuesta en el personaje del duende Rik van Wilco , el inspirador de los artistas. Creo que los duendes hacen el trabajo y los humanos nos llevamos el mérito. 

¿Te ciñes a escribir exclusivamente libros infantiles?

En general, sí, suelo escribir cuentos infantiles porque me divierte más escribir para los niños, es muy agradecido ver la sonrisa de un niño cuando ha acabado de leer un libro que le provoca felicidad, sin embargo, a pedido de seres que quiero he escrito tres novelas para adultos que han gustado mucho, Celeste, queridaEstarás dormida y El pectoral; todas se pueden adquirir en Amazon.

Dentro de poco sale tu próximo libro, ¿qué nos puedes adelantar de él

Mi nuevo libro se titula El Reino Oscuro, estará disponible en e-book y editado por Hey! Devenir. Estamos trabajando muy duro con el texto y las ilustraciones, porque queremos ofrecer un cuento de calidad. Está dirigido a niños de diez a trece años, y creo que los puede mantener intrigados todo el relato. El Reino Oscuro trata de un mundo paralelo al que vivimos, donde cohabitan animales peligrosos, con un mago llamado Moor y una bruja con grandes poderes. Es un reino peligroso para visitar si eres humano, pero hay una muchacha llamada Ilona que entrará en él con ayuda de un topo.

¿Tienes nuevos proyectos en mente?

Sí, tengo varios proyectos, entre ellos volver a editar un libro muy querido titulado: Ikeria, una princesa atemporal, que había sido publicado por San Pablo y que, al finalizar el contrato, han vuelto los derechos a mí y me hace mucha ilusión editarlo en e-book con Hey! Devenir.

¿Hay algo más que quieras compartir con nosotros?

Sí. Mucha gente piensa que la literatura infantil es un género que no se puede tomar en serio, y yo coincido con Michel Ende cuando dice que «la literatura infantil pertenece a esas reservas que toleran, con sonrisa condescendiente, los habitantes del Desierto Cultural, a los que algunas asociaciones benéficas incluso miman, pero que todas, en el fondo, desprecian… Como desprecian, por cierto, la mayoría de las cosas que tienen que ver con los niños» y yo agrego que aquel que desprecia a los niños se está despreciando a sí mismo.