En esta ocasión, hemos tenido el placer de leer la última obra de I.J. Hernández. El libro, publicado por la Editorial Siete Pisos narra la historia de un superviviente de la Tercera Guerra Mundial que despierta de la criogenización en el año 2667. El protagonista, una especie de androide, trata de recomponer su vida llevándonos aleatoriamente por hechos pasados.

El libro posee una estructura un tanto peculiar, algo parecida a la memoria humana, la cual nos permite recordar ciertos momentos vividos de manera aleatoria. La obra goza de una narrativa muy fresca, algo que llama la atención del lector, pues no es nada convencional.

Pese a tratarse de una novela de ficción, bebe mucho de la poesía y del humor intelectual más cercano al mismísimo Woody Allen.

Si bien la estructura es algo que juega muy a su favor, pues es innovadora, cercana a lo experimental, pero al mismo tiempo puede abrumar a los lectores más clásicos, ya que al ser fragmentaria en ocasiones consigue sacarnos del hilo.

Aun así, recomendamos su lectura porque a lo largo de sus 144 páginas y su paso por los vestigios de la historia consigue que nuestro lado más humano aflore y nos haga reflexionar.