Hoy os traemos la reseña de un libro que nos ha hecho aprender un poquito acerca del país en el que hemos nacido. Gente de orden: Historia de una familia es un libro que trata sobre la vida real, no es una historia novelesca o fantástica. Es una novela costumbrista en la que la autora no interviene, son los propios personajes los que nos cuentan su vida. Está repleto de diálogos basados en cartas que los propios personajes escribían. Vemos ahí un gran trabajo de documentación por parte de Ana Larraz.

La obra nos permite vivir la historia como la vivieron sus personajes, independientemente de los hechos que se produjeron más tarde, la historia es la que es, pero vivimos y sentimos lo que esas personas sentían en ese momento.

Actualmente, se nos machaca desde los medios de comunicación con lo sucedido durante la república, la Guerra Civil, la dictadura, etc. El libro de Ana Larraz Galé consigue dar voz a la gente de a pie de aquel entonces y mostrarnos lo que vivían esas personas. No nos niega lo ocurrido, ni que otras personas viviesen una historia totalmente distinta. Es otro punto de vista, aquí no hay ni buenos, ni malos. Solo la historia de una familia.

El libro cuenta con una lectura muy sencilla, pues Ana nos la facilita con un texto muy claro y muy bien redactado. Además, es admirable el proceso de documentación que la autora realizó para escribirlo, pues el punto de partida era cientos de cartas que su abuelo enviaba a su abuela cuando estaba en el frente de batalla. Desde expedientes a entrevistas, pasando por testimonios orales, etc.

Desde Devenir recomendamos su lectura, pues es una obra que, además, cuenta con una secuela llamada La fotografía: historia de un soldado, que nos mete de lleno en la vida de unas personas completamente normales y que solo querían vivir tranquilamente, eran gente de a pie, gente de orden.